Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

renov2015

Límites a operatorias bancarias respecto a los seguros.

El Banco Central incorporó ayer tres resoluciones al régimen de protección de usuarios de servicios financieros, que limitan los cargos que aplican subrepticiamente los bancos en las liquidaciones de cuentas y tarjetas de crédito.

El directorio del organismo definió que las entidades financieras no podrán aplicar cargos o comisiones por el uso de una sucursal distinta de aquella en la que el usuario tenga la cuenta bancaria, tampoco podrán aplicarlos por sobre el valor de los seguros (hay varias denuncias de sobreprecios) ni que se repita el cobro de un concepto para distintos servicios al mismo cliente.

La creatividad de los bancos para abultar aún más sus resultados derivó en los últimos años en un importante número de juicios colectivos e individuales por abusos en el cobro de cargos financieros. Desde el Central recogieron las denuncias y definieron los límites para los tres casos mencionados. El presidente del Central, Alejandro Vanoli, se reunió con representantes de las entidades de defensa al consumidor para analizar éste y otros temas.

Con la reforma de la Carta Orgánica, el BCRA recuperó herramientas para hacer política monetaria y cambiaria, pero también para proteger a los usuarios de abusos que desnaturalizan la relación entre el banco y el consumidor. La incorporación de un espacio de Defensa al Consumidor y el dictado de normas que hacen a la protección del usuario financiero establecen límites claros a la aplicación de cargos y condiciones que no fueran convenidas.

En ese marco, el Central dictó desde fines de 2013 distintas medidas con foco en los cargos y comisiones, siendo éste un punto en el cual se detecta la mayor cantidad de abusos. “Es una tendencia que el Central viene limitando hace tiempo. Las principales denuncias que recibimos son por adicionales no previstos o el cobro de seguros compulsivos”, explicó a este diario Claudio Boada, de la Unión de Consumidores y Usuarios.

Las medidas aprobadas ayer pretenden evitar estos abusos de los bancos en casos específicos. El nuevo texto ordenado tras las modificaciones impide que las entidades cobren por servicios replicados. Esta situación suele darse con el envío de los resúmenes, donde el desagregado evidencia la superposición de cargos o comisiones dentro de un mismo servicio (mantenimiento de cuenta o tarjeta de crédito). “La pelea contra la creatividad de los banqueros es constante”, asegura Boada. “Son pequeños cargos, de 50 0 70 pesos que, en un millón de depositantes o tarjetahabientes, es una gran diferencia”, agregó.

Dentro de esta práctica, se menciona expresamente en la reglamentación las operaciones de movimientos de fondos en efectivo en pesos (depósitos o extracciones) y la recepción de cheques en una sucursal distinta a la de radicación de la cuenta. En estos casos queda prohibido el cobro de cargos o comisiones. “No nace de una cuestión específica sino de revisiones de las comisiones que cobran los bancos por retirar dinero en efectivo. Se analizó el motivo, siendo que actúan dentro de una red que no les genera costos. Los bancos sostenían que había costos de sellos y timbrado”, explicó a este diario Pedro Biscay, de la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias.

Según cifras oficiales, de un total de 81 entidades financieras, 29 establecimientos de primera líneas perciben comisiones por operaciones intersucursales, las cuales representan el 81 por ciento del total de depósitos del sector privado no financiero. La limitación surge porque “no se logra identificar un servicio efectivamente prestado diferente del que debe proveer en la sucursal donde se encuentra radicada la cuenta”, según la normativa.

El último punto surgió a partir de un pedido de la Superintendencia de Seguros de la Nación, por el cobro de un sobreprecio respecto del costo de los seguros que los clientes contratan como condición para acceder a un servicio financiero. En el marco de las medidas para favorecer a los clientes bancarios, se estableció que las entidades ofrezcan tres alternativas de seguro. Sin embargo, en muchos casos el usuario pagaba más que el verdadero costo del seguro que abonaba el banco. “Según pericias que realizamos sobre el cobro de seguros de vida, se llegó a pagar 10, 12 y hasta 15 veces más que el verdadero importe que la compañía de seguros cobra al banco”, señaló Boada.

La iniciativa establece que no se podrá cobrar un cargo superior al que la compañía de seguros elegida perciba por operaciones con particulares y sin la intervención del banco. La prohibición de reajustes en los precios comprende la prima pura más ciertos elementos accesorios tales como gastos administrativos, impuestos, tasas, contribuciones, comisiones y beneficio del asegurador. Con el objetivo de reducir los costos, se exhorta a las aseguradoras a que no deleguen la administración de las tareas a las entidades financieras.

Desde su asunción en el Banco Central, Vanoli profundizó las políticas de protección de los usuarios y, según dicen en la entidad, uno de los próximos pasos será la redacción de contratos estándar para todo el sistema financiero a fin de evitar abusos.

Fuente: Diario Página 12.

body-img1                                body-img2body-img3